La endometriosis a través de 5 mujeres

Dolores intensos durante la menstruación, coito doloroso sexual, problemas de fertilidad, cambios en estados de ánimo … Cinco mujeres de entre 24-66 años nos hablan sobre su terrible experiencia asociada a la endometriosis, un enfermedad ginecológica que afecta a una de cada diez mujeres.

Un dolor íntimo, la endometriosis es poco conocida y está rodeada de un tabú y la vergüenza. Sin embargo, una de cada diez mujeres en edad fértil la sufren. El revestimiento endometrial del útero no se expulsa del todo durante la menstruación. Este tejido migra a otros órganos y causa quistes y lesiones. Los ovarios, los intestinos o la vejiga pueden por lo tanto ser muy afectados.
Pero el dolor intenso causado es todavía desconocido para muchos. Así que el promedio de diagnostico está en siete años. Cinco mujeres, con edades entre 24-66 años, nos hablan de su enfermedad, a menudo fuente de infertilidad. Todas dan testimonio de la misma pena vivida cada mes y la dificultad para reconocer su sufrimiento.

Aida, 40 años

A gatas para ir al baño

Mi endometriosis se diagnosticó cuando yo tenía 30 años, en el momento cuando yo quería tener hijos. Sin embargo, yo era una víctima de los períodos dolorosos desde la pubertad. Y, como pasaron los años, el dolor abdominal se hizo cada vez más intenso. En el punto, de cada mes no poder ir a trabajar y moverse a cuatro patas hasta llegar a la taza del baño. Esta es probablemente lo más difícil en esta enfermedad, el sufrimiento.
Yo tenía que someterme a muchas pruebas antes de encontrar la fuente de mis males. Tengo la suerte de ser lanzada sobre un esposo que es compatible con todos los inconvenientes asociados a esta enfermedad. Porque, por desgracia, a pesar de mis dos embarazos, endometriosis regresó. Me alegro de tener dos niños nacidos por FIV, porque al menos estoy seguro de que no han pasado.

Endometriosis a través de 5 mujeres

Valeria, 33 años

“Trece años para ser diagnosticada”

Siempre me decían que era normal que las mujeres sufran dolores durante la menstruación. Esto se convirtió en un objeto de burlas. De hecho, el dolor era completamente anormal y cada vez más intenso como para estar preocupada. Esto es porque siempre se me hicieron creer que mi situación era normal, trece años después de los primeros dolores me diagnosticaron por fin la endometriosis.
Siempre he tenido períodos muy difíciles, sobre todo los primeros ciclos, pero a los dos o tres años, la tortura fue en aumento. Los analgésicos comenzaron a no tener efecto. Nuevos síntomas aparecieron como tener dolor de espalda durante mi periodo. Me operaron y me pusieron bajo la menopausia temporal, dejando mis ovarios en reposo para prevenir la endometriosis que aún está en desarrollo. Y funcionó! Aunque mis riñones y mi intestino grueso fueron afectados, tuve la oportunidad de escapar de una segunda operación.

Nadia, 28 años

“Un día pedí morfina para aguantar el dolor”

El dolor a menudo me aislaba del resto del mundo. Los dolores se apoderaron de mí antes, durante y después de la menstruación. El dolor a veces era tan grande que tenía que quedarme clavada en la cama sin comer todo en todo el día. Fatiga extrema, diarrea, dolor durante el coito, falta de apetito, mareos… y muchos problemas psicológicos.
No puedo contar los días que me levanto por la mañana, me tomo unas pastillas para el dolor y voy al trabajo llorando del dolor que tengo. A mi médico no le extrañaban mis dolores hasta que un día le supliqué morfina para aguantar el dolor… Tenía veinte años cuando por fin supe que estaba sufriendo de endometriosis, ocho años después de mi primer período! La enfermedad estaba tan avanzada que me valió la eliminación de un ovario y me dejó con una vejiga muy frágil. Tuve que hacer dos tratamientos de fertilización in vitro (FIV) para tener un hijo antes de estar otra vez bajo tratamiento para prevenir una recaída. Muchos pensamientos oscuros han pasado por mi mente, yo era demasiado joven para hacer frente a esta prueba que me puso la vida. Porque, digan lo que digan, te sientes sola en el dolor. Tuve que hacer una terapia de seis años para superar este trauma, a aceptar no ser una persona sana como los demás.

Ana, 24

“Las relaciones sexuales eran un infierno”

Mi primer periodo fué a los 13 años y de inmediato sufrí menstruaciones dolorosas y pesadas. Las muchas pastillas que me recetaron np cambiaron nada, mis ciclos, muy largo, podría durar dos semanas. Los médicos me dijeron que era normal y que yo debería tal vez tomar algo más fuerte, pero ningún fármaco me aliviaba. Empecé a tener reglas fuera de mis ciclos, a la incomodidad en el trabajo donde el dolor era insoportable.
Sufrí mucho y sobre todo en mi relación, muchas veces lloraba sola. Temía por mi relación en pareja a causa de la enfermedad, yo no tenía ningún deseo sexual. Era difícil vivir con esta enfermedad para mí y mi pareja. Pasó mucho tiempo para darse cuenta de que yo no estaba fingiendo este sufrimiento, que lo amaba, pero temía este momento que disfrutan cualquier pareja “normal”. Soy una chica normal a la que le gusta salir. Pero para mis amigos, soy demasiado delicada y no estoy enferma. He necesitado apoyo psicológico porque no acepto esta mierda. Me da vergüenza porque me siento diferentes chicas de mi edad.

María, 66

“Nunca me quedé embarazada”

Ahora tengo la perspectiva necesaria para hablar sin mucha emoción y con la tranquilidad que te dan los años. Mi primera regla fue a los 11 años, me retorcía en dos del dolor, tomaba pastillas para el dolor que no cambiaron nada. Pasaron los años. Mi menstruación se convirtió lo suficientemente abundante como para manchar mi silla en la escuela. Me decían que cuando tuviera mis primeras relaciones sexuales todo cambiaría. Pero nada ha cambiado. El agua caliente en el estómago era lo que me calmaba un poco.
Cuando tengas un hijo todo cambiará, me prometieron. Pero nunca me quedé embarazada. Aborto Involuntario, el embarazo ectópico, la eliminación de adherencias, la terapia hormonal, inyecciones, pastillas, intento de FIV … Nada. Y todo esto sin ningún apoyo psicológico! Después de cuatro años de esfuerzos, hemos sido capaces de adoptar dos niños. En 1996, tuve una histerectomía completa, un año más tarde, se descubrió una hernia abdominal que tenía que operar. La endometriosis estaba alrededor de la barriga! Si hubiera sabido lo que esta enfermedad y los problemas generados, yo no habría esperado tanto tiempo.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO

  1. Rosa, comentó hace 1 año:

    Mi enfermedad empieza por suerte despues de tener a mi hijo ke lo tuve con 24 años hasta esa edad mi menstruación bien. Ahora tengo 44 y estuve sobre unos 10 o 12 años sufriendo dolores,inflamacionde de barriga, hemorragias. Contaba los dias como si me fuese a morir pensar ke me tenia ke venir ya me ponia mala solo estaba bien unos 5 dias en el mes entre la ovulacion la regla era todo el mes. Creia ke era normal porke eso era lo ke decían.
    Va hacer tres años ke me operaron por laparascopia me bajaron a las 4 y me subieron a las 12 aunke la operacion duro 6 horas perdi una trompa. Hoy por hoy vivo con anticonceptivas desde entonces eso es lo unico ke me tiene regulada y sin dolor aunke se ke no me curan y me perjudican otras pero por lo menos no cuento los dias como si fuese a llegar la fin del mundo. A pesar de todo me siento a afortunada porque yo tuve a mi hijo ke hoy por hoy es lo mejor ke me paso y ke me cuidaba cuando me ponia malita me decia mama te hago una manzanilla.
    Aunke creamos ke somos débiles no es así somos mas fuertes de lo ke creemos un beso para todass.

  2. Carmen, comentó hace 1 año:

    Me gustaría comentar mi caso. Lo dejo por escrito por sí alguien le pueda ayudar
    Tengo 33 años, y por desgracia tengo endometriosis. Siempre he tenido reglas dolorosas, mi menstruación comenzó cuando tenía 12 años, y duraderas, mínimo 7 días, nunca le di importancia pues pensaba que era lo normal, un antiinflamatoria y a seguir el día.
    Cuando tenía 23 años, me empezaron unos dolores insoportables en el costado, casi siempre por la noche, empezaron siendo leves y cada vez con el paso de los meses más intensos, después de acudir varias veces a médicos, y urgencias, y decirme un montón de cosas, que si me había dado un golpe, que si no me preocupase, que me tomase antiinflamatorios, las noches para mi eran eternas a penas dormía y las pastillas ya me hacían poco, una vez en urgencias hospitalarias, el médico me llego a decir que tenía caca retenida, y encima me dijo que sí por eso iba al hospital, que eso no era algo urgente, te quedas con cara de tonta, y con ganas de decirle no perdona pero llevo casi un año con estos dolores, y no se me van con nada, no sabía que podía ser algo tan simple como ponerte un enema y ya esta curado, jajaja, en ese momento le tenía que haber pedido nombre y apellidos.
    Al mes más o menos de ese episodio, después de pasar una muy mala noche, sin dormir, con muchos dolores abdominales, cuando me pude levantar de la cama arrastrando me prácticamente, fui al médico el cual me mando urgente al hospital, tenía la tropa más dura que la pared. Después de pasar en el hospital todo el día, sólo me hicieron pruebas para ver si podía ser apéndice, y ver que estaba bien me mandaron a casa tranquilamente, advirtiéndome que no me tomase nada y que sí me volvía a dar otro brote igual que volviese, esa mima madrugada me toco volver, tenía peores dolores que el día anterior, si eso era posible, y ya gracias a dios me hicieron pruebas más extensas, para descubrirme un quiste en el ovario derecho de 08 cm., y otro en el ovario izquierdo de 07 cm., si sr. Médico eso era mi retención de cacas, y menuda urgencia, yo que pensaba que los dolores eran inventados, que los producía mi cabeza. En cuanto supieron lo que tenía me dejaron ingresada en observación, con gotero por sí me operaban de urgencia, después de 08 días de hospitalización, me mandaron a casa para operarme en un mes, esto era finales de junio, y me quería operar a finales de septiembre . Cuando el médico me dio el alta su comentario fue, tienes endometriosis, se te va a operar, pero es una operación que requiere que se evalue, no se pued hacer a la ligera, ya que es muy complicada. Cuando pregunté pero doctor que es la endometriosis, que tengo? Su mejor respuesta fue, tienes unos quistes que son benignos, pero de los benignos tu tienes el peor, por que encima son hembras, y se te va a reproducir, lo mejor que puedes hacer cuando te operemos es buscar un hijo, jaja, tenía 23 años y no pensaba en bebés.
    El 31 de julio, a un mes de que mi operación programada fuese hecha, me toco volver, debido q los dolores, esta vez iban acompañados de contracciones, vuelta a hacer pruebas, además me iban a ingresar de nuevo, estuve 5 horas esperando habitación, me ese tiempo noté que tenía fiebre y avisamos a la enfermera, la cual en pocas palabras me dijo que era una quejica, que no tenía que ser para tanto, no que va sólo tenía 41 de fiebre, gracias a dios decidieron meterme en quirófano, se me había reventado uno de los quistes, ese que era un atención de caca, y estaba encharcada de sangre, vamos imaginar una operación que tenía que ser programada y evaluada iba a ser deprisa y corriendo y encima con muchísima fiebre, pero yo sólo quería que me quitaran el dolor. Salió todo bien, no me tuvieron que quitar nada. Pero cuando salí del hospital no te resuelven las dudas, buscando en internet es donde encuentras las cosas.
    A los tres años de esa operación, me toco volver a pasar por quirófano, esta vez si programada, por que tenía otro quiste de 05 cm. Pero que así seguís sin tener claro que es lo que exactamente tenía.
    Bueno ahora me encuentro en la situación, después de ir a médicos varias veces, por dolor de espalda, sangrado fuera de reglas, tanto por delante como por detrás, es que además de tener un quiste en el ovario, sólo 03 cm. Tengo nódulos entre el recto y la vagina, joder me ha tocado la lotería, he estado leyendo y tengo endometriosis infiltrada profunda, a falta de confirmar por una eco gráfica tridimensional o una resonancia. Da igual tengo esperanza de que me puedan limpiar, aunque pase otra vez por quirófano, e ir a por el bebe. Ahora si se lo que tengo y a lo que me nfrento.

  3. Isabel, comentó hace 1 año:

    Me operaron hace casi 3 años, cuándo fui a urgencias no sabia lo q tenia solo sufría un dolor insoportable. Me hicieron una ecografia y m dijeron q tenia un quiste enorme como una naranja. Me operaron y todo salio genial no me quitaron nada. Pero me dijeron q tenia las trompas obstruidas. Q si quería ser madre seria x fiv. Se me cayo el mundo encima tenia 37 años sin hijos . Ahora 3 años después dejede tomar anticonceptivos y m volvio a salir quiste esta vez pequeño de 2 cm.

  4. Yoshimar, comentó hace 1 año:

    Ne diagnosticaron endometriosis a los 17 y eso porque nunca quise ir al ginecólogo antes de esa edad. Me arrepiento porque de esa manera me la ubiesen detectado antes

  5. Virtual server, comentó hace 6 meses:

    Otra area importante de la investigacion es la busqueda de marcadores de endometriosis. Estos marcadores son sustancias presentes en el cuerpo creadas por la enfermedad o en respuesta a esta, y pueden aislarse en la sangre u orina . Si se encuentran marcadores por medio de una prueba de sangre u orina, entonces se podria hacer un diagnostico de endometriosis sin necesidad de cirugia.